El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 
 
 
 

 

24.- PU / RETORNO (EL PUNTO DE RETORNO)

 

retorno

 

K'un Lo Receptivo, Tierra
Chen Lo que Despierta, Trueno.

El tiempo de la oscuridad pasó. Ahora viene la vic­toria de la luz.

 

EL JUICIO:

"Retorno. Exito. Saliendo y volviendo sin error. Los amigos vienen sin culpa. Desde y hacia va el cami­no. Al séptimo día regresa. Lleva a alguien a ob­tener algo". Después de una temporada de decadencia comienza el regreso. El poder de la luz se halla de vuelta. Hay movimiento, pero no imposición. Se trata de un acto natural, espontáneo. La transformación resulta fácil. Se descarta lo antiguo y se introduce lo nuevo. Las medidas deben estar de acuerdo con la época, si no, no darían resultados. Las sociedades par­ticipan de las opiniones de sus miembros. Pero cuan­do estos grupos enfrentan al público y están en ar­monía con, la época se excluyen todas las tendencias separatistas y no habrá error. La idea del retorno es­tá basada en el curso de la naturaleza. El movimien­to es cíclico, y debe completarse. No hay necesidad de apurarlo artificialmente. Cada cosa llega en el tiem­po apropiado. Todos los movimientos se cumplen en seis etapas, y el séptimo indica el regreso. Siete es el número de la luz joven y crece sobre el seis, número de la gran oscuridad. El estado de reposo da lugar al movimiento.

 

LA IMAGEN:

"Trueno sobre la tierra. La imagen del punto de retorno. Así los reyes de la antigüedad cerraban el pasado en el tiempo del solsticio. Mercaderes y extran­jeros no iban más allá y el gobernante no viajaba por las provincias".

El solsticio de verano siempre se celebró en China como la época de descanso en el año. En invierno la energía de la vida, simbolizada en el trueno, está todavía sin aparecer. El movimiento recién comienza y no debe disipársele usándolo prematuramente. El principio de acumular energía des­cansando en el momento apropiado se aplica a todas las situaciones. El retorno de la salud, después de la enfermedad, el retorno de la comprensión después de un disgusto: todo debe ser tratado cuidadosamente al comienzo para hacer florecer el retorno.

 

LAS LINEAS:

Nueve en la base significa: "Retorno de corta distan­cia. No hay necesidad de remordimientos. Gran bue­na fortuna”.

Pequeños distanciamientos de lo bueno no deben ser tomados en cuenta, pero hay que darse cuenta a tiempo antes de ir demasiado lejos. Es espe­cialmente importante para desarrollar el carácter; to­do error debe si'r dejado de lado de inmediato, antes que se aposente de manera firme en la mente. Así no habrá causa para remordimientos y todo irá bien.

Seis en el segundo lugar significa: "Retorno tran­quilo. Buena fortuna".

El regreso es siempre un ac­to voluntario, de propia decisión. Es más fácil si hay buena compañía. Si puede rogar y seguir el ejemplo de los hombres buenos, viene la buena fortuna.

Seis en el tercer lugar significa: "Regreso reiterado. Peligro. Sin arrepentimiento".

Hay gente inestable que constantemente necesita revisar sus actos. Hay peligro en desertar continuamente de lo correcto por deseos incontrolados, volviendo la espalda a las mejo­res resoluciones. Siempre que no se habitúe al mal esta inclinación puede ser rescatada.

Seis en el cuarto lugar significa: "Caminando al centro de Los otros. Vuelve solo".

Un hombre se en­cuentra en una sociedad compuesta de gente inferior, pero se encuentra relacionado espiritualmente con un amigo bueno y fuerte, que lo hace regresar. Nada se habla de castigo y remordimientos, por lo que este regreso será favorable para elegir entre lo mejor.

Seis en el quinto lugar significa: "Hidalgo retorno. Sin remordimientos".

Cuando llega el tiempo del retor­no, el hombre no puede asilarse, en excusas triviales sino examinarse prolijamente. Si ha hecho algo erra­do puede noblemente confesar su falta. No habrá re­mordimientos tomando este camino.

Seis en la cúspide significa: "Errando el retorno. Desgracia. La desgracia viene de afuera y de dentro”.

Si un ejército camina por este camino alguien sufrirá finalmente una gran derrota. Desastrosa para el go­bernante del país. Por diez años no será Posible atacar de nuevo". Si un hombre equivoca el momento co­rrecto para regresar encuentra la desgracia, que tiene su raíz en una actitud incorrecta hacia el mundo. Su ciega obstinación lo pierde.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

<VOLVER>