El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 
 
 
 

 

35.- CHIN / PROGRESO

 

progreso

 

Li, Lo Oscilante, Fuego
K'un, Lo Receptivo, Tierra.
El hexagrama representa el sol naciendo sobre la tie­rra. Es el símbolo de la rapidez, del progreso fácil que al mismo tiempo significa claridad y expansión amplia.

 

EL JUICIO:
"Progreso. El Príncipe Poderoso es honrado con al­tas cantidades de caballos. En un solo día da audien­cia tres veces". Como ejemplo de progreso se recurre a la figura de un poderoso señor feudal a quien otros rinden pleitesía v reconocen su soberanía, ofre­ciéndole paz y amistad.
El soberano mira satisfecho e invita a los otros a acercarse con más intimidad. Hay dos ideas implícitas: El efecto actual del progre­so que emana de un hombre que está en posición de­pendiente y al que los otros miran como igual y desean seguir.
El caudillo tiene bastante claridad de visión co­mo para no abusar de su gran influencia sino para be­neficio del gobernante. A su turno, el gobernante se encuentra libre de celos, le hace presentes y lo invita a seguir en su corte. Un gobernante esclarecido y un servidor obediente son las condiciones necesarias para el gran progreso.

 

LA IMAGEN:
"El sol nace sobre la tierra. La imagen del Progreso. El hombre superior brilla por su propia virtud". Mien­tras más alto brille el sol, más se desprende de las sombras expandiendo más ampliamente su claridad. La naturaleza del Hombre es originalmente buena, pero puede enturbiarse en contacto con las cosas terrenas y necesita purificarse para volver a brillar con su claridad primitiva.

 

LAS LINEAS:
Seis en la base significa: "Progresando, Pero volviendo atrás. Perseverancia trae buena fortuna. Si alguien no encuentra confianza debe permanecer en calma. Sin error".
Cuando todos los elementos empujan al pro­greso podemos estar seguros que en el camino que avancemos no encontraremos rechazo. Lo más simple es continuar haciendo lo correcto y el fin trae la bue­na fortuna. Puede ocurrir que no encontramos con­fianza; no debemos tratar de forzarla sino permanecer en calma y sin temor a que nos acose la ansiedad.' Así permaneceremos libres de error.
Seis en el segundo lugar significa: "Progresando Pe­ro con pesar. La Perseverancia trae buena fortuna. Se obtiene gran felicidad de un antepasado".
El progreso, se detiene. Un individuo no puede comunicarse con el hombre de autoridad con quien tiene conexiones. Cuando esto sucede debe ser perseverante y finalmen­te el hombre en cuestión hará descender una gran. fe­licidad sobre él. Se trata de una mutua atracción ci­mentada en principios firmes y correctos.
Seis en el tercer lugar significa: "Todos están de acuerdo. El remordimiento desaparece".
Un hombre se esfuerza por avanzar junto con otros que desde atrás lo alientan. No habrá motivo para remordimientos en el hecho que no tiene bastante independencia para triunfar sin ayuda contra el destino.
Nueve en el cuarto lugar significa: "Progresa como una ardilla. La perseverancia trae peligro".
En tiempos de progreso es fácil que hombres fuertes colocados en lugares que no les son apropiados amasen grandes po­sesiones. Pero tal conducta os-mece la luz. La perse­verancia en ese caso trae el peligro.
Seis en el quinto lugar significa: "Los remordimien­tos desaparecen. No tomar a pecho ni la ganancia ni la pérdida. Las empresas traen buena fortuna. Todo sirve al progreso".
Aquí se describe la situación de al­guien que encontrándose en una posición influyente en una época de progreso permanece gentil y reservado, Puede reprocharse a sí mismo su falta de energía para tratar de obtener todas las ventajas de la situación. Su cargo de conciencia no tiene importancia. Se trata de consideraciones menores. Importa mucho más que por este camino se asegura a sí mismo oportunidades para el éxito y para ejercer una influencia beneficiosa.
Nueve en la cima significa: "Progresar embistiendo está permitido sólo con el propósito de castigar a la propia ciudad. Estar consciente del peligro trae buena fortuna. Sin reproches. La perseverancia trae humilla­ción".
Progresar por la fuerza sólo se permite para en­mendar los errores cometidos por la propia gente, siempre hay que tener en cuenta que este procedimien­to puede ser peligroso. La perseverancia en una con­ducta tan enérgica, especialmente contra personas con quienes no se tiene una relación estrecha, lleva a la humillación.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

<VOLVER>