El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 
 
 
 

 

55.- FENG /ABUNDANCIA (PLENITUD)

 

abundancia

 

Chen, Lo que Despierta, Trueno
Li, Lo Oscilante, Llama.
Chen es movimiento; Li, llama, cuyo atributo es la claridad; que a través del movimiento produce creci­miento y abundancia. El hexagrama pinta una civili­zación avanzada, pero en condiciones de abundancia tan excepcionales que no pueden ser permanentes.

 

EL JUICIO:
"La abundancia tiene éxito.' El rey condena la abun­dancia. No estar tristes. Ser como el sol a mediodía". No le es dado a todos los seres humanos salir adelante en los tiempos de progreso y abundancia. Sólo un hombre nacido para gobernar es capaz de hacerlo por­que su voluntad está conectada directamente a lo más grande.
Un sabio puede sentir tristeza pensando en la decadencia inevitable que va a seguir. Sólo un hombre íntimamente libre de temores y cuidados puede tomar la dirección, en tiempos de abundancia. Debe ser como el sol a mediodía, iluminando y alegrando todo bajo el cielo.

 

LA IMAGEN:
"Trueno Y rayo vienen juntos: la imagen de la abun­dancia. El hombre superior decide los litigios y aplica los castigos".
Las leyes se aplican y refuerzan. La cla­ridad hace posible investigar los hechos exactamente y medir exactamente los castigos.

 

LAS LINEAS:
Nueve en la base significa: "Cuando un hombre en­cuentra al gobernante que le estaba destinado pueden permanecer juntos diez días sin cometer error. Yendo a reunirse con reconocimiento".
Para sacar adelante una época de abundancia se necesita unir la claridad con un movimiento enérgico. Dos individuos que po­seen estos dos atributos se siguen uno al otro y pue­den gastar un ciclo entero de tiempo durante este pe­ríodo de abundancia; no será demasiado largo ni ha­brá error. Sin embargo hay que insistir para hacer notar su influencia y ese hecho debe ser mirado con reconocimiento.
Seis en el segundo lugar significa: "El telón es tan tupido que puede verse la estrella polar a mediodía. Yendo a encontrar a alguien con desconfianza y odio logrará llegar a la verdad. Viene la buena fortuna”.
A menudo sucede que las intrigas parecen dar el efec­to de un eclipse de sol, provocando oscurecimientos entre el gobernante y el hombre con quien podría con­cluir grandes empresas. En ese caso, tal como en el eclipse se ven las estrellas en el cielo. El gobernante está ensombrecido por quien usurpa el poder. Si un hombre, en una época así, trata de tomar medidas enérgicas, sólo podrá traer la desconfianza y la envidia ce le impedirán todo movimiento. Lo esencial es con­fiar invariablemente en el poder de la verdad,, que al final es tan fuerte que ejerce una influencia invisible sobre el gobernante y todo marcha bien finalmente.
Nueve en el tercer lugar significa: "Las malezas son de tal abundancia que permiten ver las pequeñas estre­llas a mediodía. Rompe su brazo derecho. Sin repro­ches".
La imagen corresponde al progresivo ocultamien­to del sol. El eclipse alcanza su totalidad, hasta el pun­to que se pueden ver las estrellas más diminutas. En la esfera de las relaciones sociales significa que el prín­cipe se encuentra tan eclipsado que los más insignifi­cantes persona es pasan por sobre él. Esto hace imposible para un hombre capaz, que actuaba como brazo derecho del rey, emprender nada. Es como si su brazo se hubiera roto. No hay reproches por no emprender ninguna acción.
Nueve en el cuarto lugar significa: "El telón es tan espeso que la estrella polar puede ser vista a medio­día. Encuentra a su gobernante, bondadoso. Buena fortuna".
La oscuridad comienza a decrecer. Las cosas comienzan a mejorar. La energía se complementa por la sabiduría.
Seis en el quinto lugar significa: "Las líneas vienen, las bendiciones y la fama se acercan. Buena fortuna".
El gobernante es modesto y abierto al consejo de los hombres capaces. Está rodeado por hombres que le su­gieren líneas para la acción. Esto le trae bendicio­nes, fama y buena fortuna, tanto para él como para su pueblo.
Seis en la cima significa: "Su casa está en estado de abundancia. Esconde fuera a su familia. Fisga a través de la puerta y no ve a nadie. Por tres años no ve nada. Desgracia".
Describe a un hombre que a cau­sa de su arrogancia y obstinación atrae la oposición en su contra. Busca la abundancia y el esplendor para su casa; por sobre todo desea ser el amo de su hogar, compromete a su familia y finalmente se encuentra totalmente aislado.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

<VOLVER>