El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 
 
 
 

 

6.-SUNG, CONFLICTO

 

conflicto

 

Ch'ien Lo Creativo, Cielo.
K'an El Abismo, Agua.
El trigrama superior -cielo- tiene un movimien­to hacia arriba; el trigrama inferior -agua- descen­dente. Ambos unidos dan la idea de conflicto, de con­tradicción.

 

EL JUICIO:
"Conflicto. Eres sincero y te encontrarás obstáculos: Mantener cuidadosamente el centro del camino traerá buena fortuna. Atravesar hasta el fin trae mala fortu­na. Hay que ver al gran hombre. No será Prudente atravesar el gran océano".
El conflicto se desarrolla cuando uno está convencido de estar en lo cierto y co­rre a la oposición. Si un hombre está comprometido en un conflicto su única salvación reside en mantener clara la cabeza y aunque íntimamente esté convenci­do de tener la razón tratar de encontrarse a medio ca­mino con su oponente. Llevar a un conflicto a un des­enlace penoso tiene malos efectos aunque estemos en la razón, porque la enemistad se perpetúa. -Es impor­tante ver al gran hombre que con imparcialidad y autoridad puede terminar el conflicto amigablemente o asegurar una justa decisión. En las épocas de lucha no se aconseja cruzar el gran océano, no es prudente acometer grandes empresas ya que el éxito requiere aunar todas las fuerzas. El conflicto debilita la capa­cidad de conquistar sin peligro.

 

LA IMAGEN:
"El cielo y el agua van Por caminos opuestos: la ima­gen del Conflicto. Esto es lo que el hombre superior considera siempre cuidadosamente al comienzo de to­das sus decisiones".
Las causas del conflicto están la­tentes en las dos tendencias opuestas de los trigramas. para evitarlo, hay que reflexionar cuidadosamente al comienzo. Si los derechos y obligaciones están clara­mente definidos la causa del conflicto desaparece en su inicio.

 

LAS LINEAS:
Seis en la base significa: "Si alguien no quiere Prose­guir un asunto habrá un Poco de chismografía. Al fin, llega. la buena fortuna".
Cuando un conflicto se en­cuentra en estado incipiente, lo mejor es evitarlo. Especialmente cuando el adversario es más fuerte no es prudente empujar el conflicto a una decisión. Puede haber una ligera disputa pero al fin todo irá bien.
Nueve en el segundo lugar significa: "Uno no pue­de comprometerse en un conflicto; uno vuelve al hog­ar, se va. La gente de su Pueblo, trescientas familias, permanecen libres de culpa".
En la lucha con un ene­migo más fuerte, la retirada no es una desgracia, sino una manera de prevenir peores consecuencias. Si un hombre, por un errado sentido del honor, se compro­mete en un conflicto desigual, estará concitando el desastre sobre sí mismo. En éste caso una actitud sa­bia y conciliadora beneficiará a toda la comunidad que no debe ser arrastrada al conflicto.
Seis en el tercer lugar significa: "Nutrirse a sí mis­mo en las antiguas virtudes induce a la Perseverancia. Peligro. Al final viene la buena fortuna. Si Por azar está al servicio de un rey, no exija trabajos".
Se trata de una advertencia para no llamar al peligro. Sólo lo que ha sido honestamente adquirido a través del mé­rito resulta una posesión permanente. Puede que se discutan tales posesiones, pero si realmente son propias no podrá ser despojado. Todo lo que un hombre po­sea a través de la fuerza puede ser perdido. Si se en­tra al servicio de alguien superior, se puede evitar el conflicto no solicitando trabajos por la pura aspiración del prestigio. Es suficiente con cumplir con el trabajo asignado y dejar el honor a los otros.
Nueve en el cuarto lugar significa: "Uno no puede comprometerse en el conflicto. Uno vuelve y se some­te al destino, cambiando su propia actitud, y encuen­tra la paz en la perseverancia. Buena fortuna".
Se refiere a alguien cuya propia actitud es al comienzo falta de mesura. No está contento con su situación y quisiera mejorarla a través del conflicto. Está enfren­tado a un oponente más débil y podría triunfar. Pe­ro no debe dejarse llevar a la lucha porque desde que la justicia no está de su parte no podrá justificar el conflicto con su conciencia. Retrocede y acepta el des­tino. Cambia de opinión y encuentra la paz siendo consecuente con las leyes eternas. Esto trae buena for­tuna.
Nueve en el quinto lugar significa: "Lidiar frente a él trae la mayor buena fortuna".
Esto se refiere al ár­bitro en un conflicto, poderoso y justo, y lo suficiente­mente fuerte para empujar el peso al lado correcto. Si alguien está en lo justo, encontrará allí la mejor fortuna.
Nueve en la cima significa: "Si Por casualidad un ceñidor de cuero le es regalado, al fin de la mañana le será arrebatado tres veces".
Aquí tenemos a alguien que condujo un conflicto a un final amargo y triunfó. Ganó una condecoración, pero no la felicidad. Es ata­cado una y otra vez y el resultado es un conflicto sin fin.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

<VOLVER>